23 de enero de 2018

Persuasión (1817), de Jane Austen

Persuasión (1817) es, desde mi punto de vista, una de las mejores historias creadas por Jane Austen. Recuerdo que fue la tercera novela que leí de la autora e inmediatamente se convirtió en uno de mis libros preferidos. Se trata de una novela de publicación póstuma, en la cual se puede apreciar el nivel de madurez que alcanza Austen en relación a la construcción psicológica de sus personajes. A diferencia de sus obras precedentes, nos presenta a una heroína perteneciente a la nobleza, es la segunda de las tres hijas de un baronet. Sin embargo, desde el principio queda claro que Anne Elliot, ese es su nombre, contradice muchas de las normas sociales que debiera respetar de acuerdo a su rango: dejar que la apariencia prevalezca por sobre sus verdaderos sentimientos; derrochar el dinero que no tiene y menospreciar a quienes carecen de un título nobiliario. Como podrán apreciar, el banquete está servido para que la ironía austeniana se regodee a costa de la ridiculez de la familia de su protagonista.
Ana, que poseía una finura de espíritu y una dulzura de carácter que la habrían colocado en el mejor lugar entre gentes de verdadero seso, no era nadie entre su padre y su hermana; sus palabras no                     pesaban y no se atendían en absoluto sus intereses.  
Anne junto a Lady Russell, su amiga y protectora.
(Persuasión, 2007)
Dentro del universo de las extraordinarias heroínas Austen, Anne se caracteriza por el buen juicio, la mesura y la timidez. Estas cualidades la emparentan con personajes tales como Elinor Dashwood y Fanny Price, las protagonistas de Sensatez y sentimiento (1811) y Mansfield Park (1814), respectivamente. Todas ellas poseen una apariencia y un carácter que no deslumbran al principio, pero, que con el correr del tiempo adquieren valor si son sabiamente admirados. Anne, en particular, es una mujer soltera de veintiocho años (toda una tragedia para la época); que, dada su situación, se ve envuelta en los caprichos de sus parientes y debe estar continuamente a su disposición. Desde el fallecimiento de su madre, cuenta con una única amiga, Lady Russell, quien hace ocho años logró persuadirla de no tomar una decisión equivocada: casarse con el joven Frederick Wentworth, quien recién iniciaba su carrera en la marina y no respondía a los altos parámetros de la familia. En el inicio de la novela, Anne comienza a cuestionarse acerca de si deshacer su compromiso fue una decisión correcta o, si por el contrario, fue el peor error de su vida.

El Capitán Wentworth intenta no observar a Anne, sin
mucho éxito. (Persuasión, 2007)
Durante su estadía en la casa de su hermana menor, convertida en la señora Musgrove, la vida la pondrá a prueba una vez más, pues se volverá a cruzar con el hombre al que una vez abandonó y decepcionó. El presente de Frederick dista mucho de su realidad pasada. Tras su exitosa incursión en la marina, se ha convertido en el  acaudalado y atractivo Capitán Wentwhorth, el partido ideal para cualquiera de las jovencitas solteras que lo rodean. Pero, sobre todo, se ha transformado en un ser resentido y desconfiado, que pretende haber olvidado a su antiguo amor. Con este personaje, en particular, la autora logra superar su propia creación. Los sentimientos y los debates internos con los que lucha este personaje lo hacen igualarse o, incluso, superar al propio Mr Darcy (Orgullo y prejuicio, 1813).
No había perdonado a Ana Elliot. Ella le había hecho mal; lo había abandonado y desilusionado; más aún: al hacer eso lo había hecho por debilidad de carácter, y un temperamento recto no puede soportar una cosa así. Lo había dejado para dar gusto a otros. Todo fue efecto de repetidas persuasiones; fue debilidad y fue timidez.
Jane
Jane Austen (1775-1817) es una destacada novelista británica de la época georgiana, referente indiscutible de escritoras tales como Virginia Woolf y Penelope Fitzgerald, por ejemplo.  Sus obras destacan por una observación minuciosa de las costumbres de su época; la creación de historias de amor inigualables; la construcción de personajes de una gran riqueza psicológica; el uso de la ironía para dar cuenta de la ridiculez de ciertas normas sociales, así como del papel injusto al que se ven relegadas las mujeres de su época. En esta obra que acabo de reseñar, Austen realiza una crítica muy explícita de la nobleza y de profesiones como la de marinero, a la cual considera injusta e ingrata. Desde ya, quedan invitad@s a disfrutar de esta hermosa novela y a darse una vuelta por la reseña que escribí sobre Orgullo y Prejuicio (1813).

6 comentarios:

  1. ¡Hola! Este es mi libro favorito de Jane Austen :) Creo que es uno de los que mejor muestran cómo las ambiciones y las normas sociales afectan a dos personas que se aman. Por cierto, la adaptación del 2007 es preciosa ¿Habrá alguna otra? Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! hermosa historia, no me canso de leerla. Sí, te recomiendo la versión cinematográfica de 1995. Tiene a su favor una mayor fidelidad con el argumento y los diálogos ideados por Austen. Tengo entendido que, además, existe una miniserie (creo haber visto algo en Youtube). Besos!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Solo he leído Orgullo y prejuicio de esta autora :(. Llevo diciendo mucho tiempo que quiero leer algo más de ella porque me han comentado que cada libro es mejor. Así que espero poder leer este también xD. Con tantas lecturas que tengo no sé cuando podré ponerme :(. Lo que pasa que ahora me entran ganas de ponerme con el libro después de leer tu reseña :).
    Un beso desde Jardines de papel .
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! en cuanto tengas un tiempito, leé esta novela (no es muy extensa). Te aseguro que no vas a arrepentirte, definitivamente, está a la altura de Orgullo y prejuicio. Beso
      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  3. Hola, no he leído este libro, pero la verdad es que no me gusta mucho Jane, aunque creo que solo no he llegado al libro indicado, un beso, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! quizá este no sea el momento para leer a Austen, a mí me paso lo mismo con un escritor como John Dos Passos (no puedo terminar de leer la novela que empecé). Sin embargo, me he dado cuenta que los grandes libros saben esperarnos. Un beso y gracias por dejar tu comentario.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar